"No existe ninguna fórmula ni método secreto. Se aprende a base de amar: prestando atención, y haciendo lo que se descubre que hay que hacer"
Aldous Huxley

martes, 29 de diciembre de 2009

Klimt, hombre de pocas palabras



Era más bien callado, no era sociable, y vivía apartado, en busca de soledad, en su jardín encontraba la inspiración para sus obras.

Estaba convencido de que no era una persona excesivamente interesante.

De él mismo hablaba así:
“Sé pintar y dibujar. Yo mismo lo creo, y también otras personas dicen creerlo. Pero no estoy seguro de que sea cierto.
Sólo dos cosas son seguras:
“No me interesa la propia persona como objeto del cuadro, sólo otras personas, especialmente las femeninas, pero más me interesan otros fenómenos. No hay nada especial que ver en mí. Soy un pintor que pinta día tras día, de la mañana a la noche.”

“La palabra, escrita o hablada, no es mi fuerte, y mucho menos cuando tengo que expresarme sobre mí mismo o sobre mí trabajo.”


“Por esta razón habrá que prescindir de autorretrato artístico o literario de mí. No es motivo alguno para apenarse. El que quiera saber algo sobre mí _como artista, digno únicamente de atención_ deberá observar detenidamente mis cuadros e intentar reconocer en ellos qué soy y qué quiero.”

El caleidoscopio mágico: “La Virgen”.


Sus paisajes cargados de fuerza mística, eran su fuente de calma y meditación:

“Un simple girasol plantado por Klimt en un caos floreciente, está allí como un hada enamorada cuyo ropaje verdegris fluye como una cascada de estremecedora pasión. El rostro de un girasol, tan secretamente oscuro en su corona de rayos amarillo dorados, tiene para el pintor algo místico, podría decirse algo cósmico. ¿No es este el aspecto de un eclipse solar?.

Ludwig Hevesi.



“El girasol”.


sábado, 26 de diciembre de 2009

No hay un plan-eta B



En 1992 George Bush padre fue contundente al justificar, con la soberbia de siempre, la no concurrencia de EEUU a la cumbre climática de Río: “El modo de vida estadounidense no es negociable”.

Hoy, 17 años más tarde, puestas las esperanzas en el presidente Barack Obama, y su enfoque más conciliador y humanitario parece que las cosas siguen siendo bastante insuficientes.

En una sala cerrada, frente a una treintena de personas, el estadounidense Obama, el chino Wen Jibao, el brasileño Lula da Silva y el indio Manmohan Singh, acordaron y definieron el destino del planeta en cuanto a la lucha contra el calentamiento global.

Las emisiones de los países desarrollados continuarán, el planeta se seguirá recalentando y EEUU que representa el 5% de la población mundial seguirá produciendo el 25% de la contaminación planetaria, que junto con China suman el 40%.

Bastantes magros resultados para el país con mayor fama de salvador del mundo según Hollywood y sus películas de ciencia ficción.

Priorizando las soluciones más amigables con el negocio y los aspectos financieros que las ambientales, a pesar de que las emisiones de CO2 han aumentado más desde el Protocolo de Kyoto que en las décadas anteriores, en Copenhague se siguió apostando a los mecanismos reguladores del mercado.

Por ejemplo: a través del programa REDD (reducción de las emisiones debidas a la deforestación y degradación de bosques), que implica una nueva ola de de apropiación empresarial de los bosques, premios por deforestar y sustituir los bosques naturales con plantaciones. También avanzaron en incorporar la agricultura como forma de obtener créditos de carbono, abriendo las puertas a que los extensos monocultivos de soja transgénica y muchos otros desarrollos altamente nocivos de la agricultura industrial, que provocan el cambio climático, puedan beneficiarse entrando en estos esquemas.

Estos son parte de los avances a los que se arribaron

La tan mentada cumbre climática a duras penas se libró del fracaso total, al aceptar un acuerdo político que otorga ayuda financiera a los países más pobres para que enfrenten el calentamiento global, pero que no incluye más recortes en la emisión de gases de efecto invernadero.


NADA DE EMISIONES / En el asunto fundamental no hubo acuerdo. Los científicos de la ONU habían emplazado a los países industrializados a reducir sus emisiones entre un 25% y un 40% en el año 2020 con respecto a 1990. Solo así se podría evitar el temido aumento de dos grados. Sin embargo, las propuestas presentadas en Copenhague se quedaron en un insuficiente 17%. La UE llegó con un anuncio del 20%, aumentable al 30% si había acuerdo, pero la gran decepción fue la negativa de EEUU a ir más allá del 4% ya conocido.

La conferencia tampoco tomó medidas sobre un asunto que se creía estaba cercano a lograrse: un plan para proteger las selvas tropicales del mundo, vitales para la salud del clima, pagando a unos 40 países pobres la protección de sus selvas.

En conclusión, las expectativas puestas en el logro de un tratado ambicioso para reducir las emisiones se desvanecieron. La ciudad de Copenhague fue convertida en el símbolo del cambio hacia una sociedad menos dependiente de los combustibles fósiles. Se hablaba de una nueva revolución verde. Nada de eso ocurrió.

Solo que esta vez no contamos con un plan-eta B, no tenemos todo el tiempo del mundo para detenernos a contemplar y esperar, cómo lo más valioso de la Naturaleza, se pierde inexorablemente día a día ante nuestros ojos, mientras los “dueños” del planeta se reúnen a discutir y a evaluar que es lo que les conviene más.


(Fuentes: “Periscopio” y “el Periódico”).



domingo, 20 de diciembre de 2009

Navidad


Navidad, tiempo de jazmines en flor, de risas de niños jugando en la vereda, de brisa cálida al atardecer, de regalos, de ilusiones renovadas y buenos deseos.


Tiempo de recordar esa noche mágica donde la Luz Divina penetró en el Mundo para iluminarlo.

Ojalá podamos cada uno a su manera contemplar ese milagro de Luz en nuestras vidas.


Siento que lo más grande que Jesús nos ha concedido fue su humanidad y su Amor Infinito.


En ese pequeño niño, puro e inocente, nacido humildemente en un mundo incierto, como el de hoy, vemos el tremendo potencial espiritual realizado, inspiración profunda en los corazones de todos los que continuamos confiando en El.


Felicidades!.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

Haikus de dos maestros y dos mujeres de mirada subversiva



Jorge Luis Borges:

La luna nueva
ella también la mira
desde otro puerto.
____________

¿Es un imperio
esa luz que se apaga
o una luciérnaga?.
____________

Lejos un trino.
El ruiseñor no sabe
que te consuela.








Octavio Paz:

Troncos y paja:
por las rendijas entran
Budas e insectos.
__________

Hecho de aire
entre pinos y rocas
brota el poema.
__________

Calma.

Luna, reloj de arena:
la noche se vacía,

la hora se ilumina.

__________

Alba.

Sobre la arena
escritura de pájaros:

memorias del viento.



Paula Malugani (La bitácora de Paula):

Ella en la noche
tiara de los sueños
con sus luceros.


Mujer luciérnaga
tu tiempo en la Tierra,
luz pasajera.






Carol(Subversiva visión):




(Gracias a Carol y Paula por sus haikus y espero que no les moleste aparecer aquí.)


sábado, 12 de diciembre de 2009

30 años de "The Wall"


Cuando me enteré del aniversario número treinta del álbum “The Wall” y decidí escribir pensé en hacerlo con Luis ("Usa el reflejo") porque sabía que era un tema que le iba a interesar, poco después surgió la idea del blog “otroincal”, así que permaneciendo fiel cada uno a su estilo, pero complementándonos, como en tantas otras cosas, aquí va mi parte de nuestro homenaje a “The Wall”, que compartimos aún sin conocernos, allá por los años 80, quizás buscándonos sin saberlo en alguna salida del antiguo cine “Metro”.


“Me estoy volviendo cómodamente insensible”, decía Pink y agregaba otro ladrillo en su pared: una madre “castradora”, una educación represiva, un padre ausente, una niñez solitaria, el miedo a amar y ser herido, la intoxicación y finalmente… una megaestrella en el más completo aislamiento.
Mucho de autobiográfico expresado magníficamente por Roger Waters en una obra musical, y más tarde plasmado en film por Alan Parker.


Treinta años de “The Wall”, y el emblemático “Another brick in the wall”, por aquí Uruguay, tiempo de dictadura, paradójicamente lo poco que se podía hacer era ir a ver la película al cine, increíble, no?.


Hoy, seguimos volviéndonos cómodamente insensibles ante tantas cosas y construyendo muros mentales, emocionales, y de los otros, de ladrillo.
Pero también, continuamos, afortunadamente, derribándolos y sensibilizándonos, creyendo y confiando, empecinada y compasivamente en la Naturaleza humana.

“Cuando era un niño,

Capté un destello fugaz,

Con el rabillo del ojo,

Me volví para mirar,

Pero se había ido,

No puedo tocarlo ahora.

El niño creció,

El sueño terminó.

Yo, me volví comodamente insensible”


Sigue en "Otroincal"

martes, 8 de diciembre de 2009

La felicidad trae suerte


Después de ver la película de Mike Leigh, que lleva este título, necesité unos momentos para darme cuenta que era lo que no me terminaba de cerrar. Había como una incomodidad con el personaje de Poppy, que por lo que leí en otros blogs, a algunos les generó el efecto contrario al deseado. En vez de inspirarles simpatía les daba ganas de borrarle la sonrisa que tiene colgada en la cara de principio a fin de una bofetada, ja, ja.

Sin llegar a estos extremos, me parece que la intención del director es buena, reconozco que la primera media hora, pensé: Pero esta mujer está “chiflada”, es una “pesada” insoportable, y se comporta como una adolescente a los 30.

Pero lo que me llamaba la atención era la acabada elaboración de cada uno de los personajes que iban apareciendo e interactuando con Poppy.


Y en medio de esa exagerada expresividad vas percibiendo lo que realmente le interesa a Poppy: ser feliz, ser completamente sincera , ayudar a los otros y no juzgar.


Quizás la manera de plantearlo es un poco artificiosa como la escena con el indigente, pero es cierto que el personaje de Scott, el instructor de manejo, es mucho más fácil de encontrar todos los días, ya estamos acostumbrados a los amargados y coléricos “Scott” y no así a las “Poppys”.


Poppy se mueve por la vida desprejuiciadamente pero se enfoca en cosas interesantes por ejemplo, es capaz de percibir que detrás de la violencia de uno de sus alumnos hay algo más profundo y trata de hacer algo al respecto (cosa impensable hace unos años en la educación inglesa) o en la linda relación de amistad con su compañera de apartamento.

Y es capaz de manejar una situación muy difícil con inteligencia y compasión, de entender al otro y a la vez decir “no”, que no va más.


Y finalmente podés entender la visión del director en la antítesis de los protagonistas: Una actitud abierta y compasiva brinda una protección especial y como consecuencia, trae buena suerte.

No es una gran película ni mucho menos pero son los pequeños detalles que la hacen recomendable.

sábado, 5 de diciembre de 2009

La bondad no tiene prensa



Extraído de “El poder de la bondad” de Piero Ferruccci.

“¿Bondad?. Quizás nos parezca absurdo plantearnos siquiera este tema. Nuestro mundo está lleno de violencia, guerras, terrorismo y desvastación. Pero la vida continúa porque nos comportamos con bondad unos con otros. Pero no nos ufanamos de ello. Ningún periódico publicará mañana la noticia de una madre que le leyò a su hijo un cuento para que se durmiera, o de un padre que le preparó el desayuno a su hija, o de alguien que nos ha escuchado con atención, de un amigo que nos ha animado, de un extraño que nos ha ayudado a acarrear la maleta. Pero si nos detenemos a reflexionar en ello, hallamos bondad en nuestra andadura cotidiana.”


“La bondad está ligada a lo más tierno e íntimo que llevamos en nuestro interior. Es un aspecto de nuestra naturaleza que con frecuencia no expresamos plenamente, porque tememos que si revelamos esta faceta vulnerable de nuestro ser nos pueden hacer sufrir, ofender, ridiculizar o manipularnos. Pero en realidad comprobamos que cuando no la expresamos es cuando sufrimos. Y que al tocar ese núcleo de ternura, nuestro mundo afectivo se enriquece y estamos abiertos a innumerables posibilidades de cambio.
Esta tarea no siempre es sencilla. Con frecuencia la cultura en la que vivimos nos coarta. Esto se debe a que todos nos hallamos inmersos en un “enfriamiento global”. Las relaciones humanas se han vuelto más frías. Las comunicaciones son más apresuradas e impersonales, Los valores como la rentabilidad y la eficacia han asumido una mayor importancia, a costa del auténtico calor y la presencia humana. Los afectos familiares y los lazos de amistad se resienten y son menos duraderos. Los signos proliferan, y son especialmente visibles cuando nos afectan de forma personal, en las pequeñas catástrofes de la vida cotidiana.”


Dos ejemplos bien distintos:

“Cada noche Dorothea, oye a la niña pequeña de sus vecinos llorar en el apartamento contiguo al suyo. Los padres la acuestan sola en la oscuridad, La niña llora largo rato, mientras los padres miran la televisión. Su llanto desesperado expresa angustia, soledad. ¿Qué debería hacer? No está segura. Si habla con los padres quizás empeore la situación. Por fin decide cantar. Al igual que ella la niña puede oírla. Cada noche, Dorotha le canta unas dulces nanas, le habla a través de los delgados tabiques, la tranquiliza, la consuela. La pequeña escucha la voz invisible pero amiga, deja de llorar y se duerme plácidamente. El calor de la voz de la extraña la ha salvado de su gélida soledad”.

“Al igual que el calor pone de realce nuestra personalidad y hace que nos sintamos especiales e indispensables, la frialdad puede convertirnos en unas sombras sin nombre. En cierta ocasión tuve que ir al dermatólogo. No vi sólo a un médico sino a un equipo de especialistas. Uno de ellos, una mujer, me examinó el pie durante largo rato con una lupa, sin decir una palabra. Al término de la consulta, cuando me disponía a marcharme, y después que la doctora terminara de escribir sus notas, alzó la cabeza y al verme allí exclamó sobresaltada: “¿Quién es usted? ¿Qué hace aquí?.
No se había percatado que yo era el dueño del pie que había estado examinando. Para la doctora yo era simplemente una imagen que debía ser analizada con lupa. En ese momento me vio por primera vez como una persona en su totalidad, pero para ella tenía más sentido cuando era sólo un pie sin un nombre y una voz. Eso es el anonimato”.

“El calor deja de ser un hecho biológico para convertirse en una metáfora. Es una cualidad que vemos en los ojos de una persona, que oímos en su voz, que intuimos por la forma en que nos saluda. Esta cualidad física y otrora inmediata _ cuando nos sostenían en brazos y nos alimentaban_ se ha convertido ahora en algo más infrecuente, aunque no menos real y deseado que se halla en la base misma de la bondad.”


Por último quería dedicar este post a la entrañable Mercedes Sosa una de las personas cuya generosidad y bondad intrínseca se manifestaba en todo su esplendor, solo con mirarla.



(Piero Ferrucci es psicoterapeuta, antiguo estudiante y colaborador de Roberto Assagioli, el fundador de la teoría de la Psicosíntesis.)

jueves, 3 de diciembre de 2009

Belleza y solidaridad



En el último post hablé del sentimiento que me produjo despertar con lluvia de nuevo sabiendo lo mal que la está pasando mucha gente en mi país.

Los comentarios recibidos y que agradezco mucho me hicieron reflexionar.

Hubo algunos que me sugirieron emprender acciones concretas, como enviar lo que se necesite al lugar. Esa es una de las formas de paliar la situación, afortunadamente las donaciones han sido muchísimas.

Existen varias maneras de ayudar, una es la de las personas que realizan trabajos sociales para mejorar las condiciones de vida de la gente.



He visto cuan desgastante es ese trabajo y a veces que corto vuelo puede tener sin una base sólida de fé y trabajo interno. Todos conocemos la inmensa tarea de la Madre Teresa y sus hermanas.

Más allá de su inquebrantable fé y fortaleza individual, no sé si sería posible si no tuvieran como tienen, muchas horas de oración y una comunidad en la que se sostienen mutuamente.

El trabajo de servicio diario, estar permanentemente en contacto con el sufrimiento, si no hay un apoyo alrededor, cuando la persona se siente sola en la tarea suele ser muy abrumador.


Otra manera no menos importante, es incluir a las personas en nuestras oraciones, ser capaz de ver su verdadera naturaleza.


Sentir la energía de la gran cantidad de personas que en este momento está rezando, meditando, o generando pensamientos positivos, es un sentimiento de unidad muy poderoso.

Creo que es el sostén energético del planeta, todas esas prácticas y acciones de corazón junto con la asistencia invisible con la que contamos evitan, en cierta manera que el planeta colapse.

A lo largo de los siglos millones de seres se han dedicado a acrecentar la energía de amor y paz en el mundo a través de sus cánticos, mantras y oraciones en una tarea a veces anónima, silenciosa y constante.

Como un río subterráneo que está siempre allí proporcionando frescura, y pureza a quien lo necesite.



Y una tercera forma de ayudar es unir el trabajo social y el trabajo interno como Ani Choying Drolma, una monja budista que financia una escuela para niñas y mujeres tibetanas en Katmandú, con los ingresos que obtiene como cantante.

La Escuela Arya Tara, situada en el valle de Katmandú, fue fundada en el año 2000 por la nepalí de origen tibetano Ani Choying Drolma con el objetivo de preparar profesionalmente a las monjas budistas para mejor cumplir sus labores sociales.

Según Choying Drolma, tradicionalmente la educación de la mujer se descuida en Asia:

“La mayoría de las niñas de mi convento de monjas proceden de las zonas rurales, ya sea del Tíbet, India o Nepal, culturas patriarcales en las que sólo se espera de las mujeres que cocinen, limpien y tengan hijos. Incluso en el convento, las monjas han aprendido a leer en tibetano clásico con el fin de hacer la práctica religiosa, pero muchas no son capaces ni de escribir su propio nombre.”

En la escuela Arya Tara las monjas aprenden literatura, matemáticas, ciencias, medicina y filosofía budista.

El trabajo de Drolma y la belleza de su canto contribuye, como el de tantos otros a hacer del mundo un lugar mejor.



jueves, 26 de noviembre de 2009

LLuvia


Hoy nuevamente me despierta la lluvia.
Es tan hermoso escucharla, sin embargo no puedo dejar de pensar en toda la gente que está padeciéndola.
Ayer una sequía atroz, hoy inundaciones.
Familias que una y otra vez se asientan en las orillas de arroyos y ríos que mañana se vuelven a desbordar.

Algunos esperan soluciones con tristeza, otros ya las tienen, sin embargo regresan.

Vaya esta bella y sensible canción de Pedro y Pablo y el deseo que las cosas continúen cambiando y mejorando.


martes, 24 de noviembre de 2009

El cumpleaños




"Te abalanzas sobre el lienzo, que tiembla en tus manos, sumerges el pincel, aprietas el tubo de pintura (...), me secuestras en una corriente de colores. Unidos, flotamos por la habitación, nos dirigimos a la ventana (...). Las paredes, decoradas con telas de colores, dan vueltas, turbándonos. Volamos hacia el exterior, por campos de flores, por encima de casas cerradas, de tejados, granjas e iglesias".


Bella Rosenfeld (esposa de Marc Chagall)

domingo, 22 de noviembre de 2009

Sobre la "sombra" de los maestros espirituales y sus comunidades.



Frecuentemente recibo vía email fragmentos de enseñanzas de Rajneesh-Osho.
Siempre me ha llamado la atención la fascinación que Osho ejerce en algunas personas. Es indudable la influencia que tuvo en vida y después de muerto, lo vemos a través de sus cientos de libros que pueblan las estanterías de las librerías y que cada vez son más (cerca de 700), hay de los temas que prefieras, habló sobre todo, él mismo dijo que era para enseñar el silencio entre las palabras.

Sinceramente, cada vez que recibo un nuevo email, me digo, otra vez Osho?, es cierto tengo la opción de retirarme del grupo, pero todas las veces pienso, capaz que el próximo es de otro tema.

Pero el ultimo excedió el límite de mi incredulidad, cuenta el periplo de Osho cuando fue deportado de EEUU y de cuanto país pisó, incluyendo el pequeño Uruguay, y de cómo Reagan presionó a todo el mundo, etc. Es evidente que el interés de Reagan en Osho se debía al impresionante imperio que estaba creando a su alrededor y la fortuna en evasión de impuestos.

Mientras, el “pobre” Osho con sus miles de dólares, sus joyas, sus rolls royces y su séquito de sanyasines desenfrenados se refugiaban en mansiones primero de Punta del Este, luego de Jamaica y después, no se de que lugar paradisíaco más, trasladándose velozmente en su jet privado.

Habiendo tantos niños muriendo de hambre en su India natal. Ya sé, cada cual tiene su propio karma, me pueden objetar.

Pienso que Osho era coherente con lo que predicaba, la total libertad en todo sentido, siempre y cuando todos llevaran al cuello el medallón con su imagen, trabajaran niños de 13 años en sus comunas y se acostaran con mayores. El no era responsable de eso, o simplemente era mentira o eran sus ayudantes

Osho representa para mí en su máxima expresión, los aspectos de "sombra" de los maestros espirituales, los que he conocido directamente.

Alguno, demasiado interesado en el dinero de sus estudiantes, otros, directores de una escuela espiritual perpetuados en sus cargo explotando alumnos en pos del “ideal”, un lama danés besando y acariciando a sus jóvenes discípulas sin ningún pudor, despotricando contra el Islam y el cristianismo y al rato bendiciendo con el refugio budista a quien estuviera dispuesto a recibirlo con toda la compasión del mundo. Un mago y alquimista argentino que después de formar grupos y enseñar se desentendió de ellos con total irresponsabilidad, ignorando los daños sufridos por sus alumnos. Y por último he visto como un prof. de med. china devenido maestro, humillaba y abusaba psicológicamente se sus alumnos y promovía en los varones la multiplicidad de parejas , no en las mujeres, por supuesto, en nombre de un taoismo a su medida.

A ninguno he elegido como mi guía pero están allí, con sus grupos, sus seguidores y sus centros.

Acaso se ignora el daño que gurús, como Osho pueden infringir, o se piensa que una cosa es la enseñanza y otra muy distinta la vida del maestro. Una comunidad espiritual refleja los valores y comportamiento de sus maestros.


Jack Kornfield sugiere que este tipo de problemas requieren de nosotros mucha compasión, sensibilidad, y compromiso con la verdad para transformar estos problemas y trascenderlos. Propone la reflexión honesta y el reconocimiento de los errores propios y de los demás. Es verdad nadie está ajeno, pero el discernimiento en estos casos tan evidentes es de sentido común.

Muchas veces cuando se trata de abordar directamente estos temas dentro de las comunidades se trata de malagradecidos con el maestro o de poco espirituales a las personas, perpetuando y aumentando las dificultades que simplemente no se quieren ver.

Los problemas más frecuentees que ha encontrado Jack Kornnfield en las comunidades se refieren: al abuso del poder, el mal manejo del dinero, la conducta sexual que daña, y el abuso del alcohol y las drogas.


Algunas personas dicen con ligeresa: “yo soy muy oshita” a que se referirán con esta frase?, yo tengo dos hijos adolescentes quizás por eso me toca tanto y porque, no lo niego, tengo heridas qué sanar.


Cómo dice la madre de la chica del video que coloco más abajo, cuando su hija, hoy mayor, le pregunta, cómo la podía dejar sola tanto tiempo, cómo podía haber firmado un papel donde se autorizaba a que le dieran anticonceptivos a una menor, como podía dejar que trabajara de la mañana a la noche cuando se suponía que iba a estudiar. Sin contar cuando le apuntaron con un arma porque era obligación salir a ver a Osho mientras desfilaba en su Rolls Royce y ella no quería ir.

Obviamente la madre respondío: “Pero yo no sabía nada de esto. Nunca me lo dijiste.” (La niña tenía 14 años).


Para los “oshitos” pregunto, ninguno de estos aspectos oscuros de Osho y su comunidad son importantes, fue hace mucho tiempo, y por lo tanto, quedaron en el olvido!.

Osho habla de la educación de los hijos, en un ambiente donde los condicionamientos parentales no influyan, tan mal le entendieron?.


No voy a colocar los 6 videos que completan este programa, dejo el primero, y a quien le interese más, que las maravillosas y perfectas enseñanzas de Rajneesh pueden encontrarlos en you tube.




sábado, 21 de noviembre de 2009

La duda pisciana.



Los piscianos regidos por el nebuloso y transpersonal Neptuno no dudamos de la existencia de Dios, tampoco del Ser, ni de los mundos invisibles, ni de la fiabilidad en la astrología.
Nadamos como pez en el agua en el inconsciente propio y el colectivo.
Tenemos certeza absoluta sobre la sanación a través de la energía y sobre la asistencia recibida desde planos superiores de conciencia (llámese ángeles, guías, etc.).
Sabemos cuando una persona es importante en nuestra vida y dejará huella y cuando no.
Y no nos preocupa en lo absoluto el excepticismo de los demás en estos terrenos.

Pero dudamos en lo cotidiano, qué trabajo me conviene, qué marca de lavarropas es mejor, qué talle le servirá a él, qué color convendrá, y allí comienza una larga lista de trivialidades que por lo general la gente resuelve en un “periquete”.
Con los años uno va haciéndose amigo de esa duda, y la va sobrellevando, pero hay momentos en que puede ser un tanto cansador, por decirlo suavemente.
Afortunadamente hay gente que ayuda, a mí sobre todo mi hija Belén a quien agradezco su Sagitario-Géminis y su paciencia conmigo.

Es parte del camino individual y trae su enseñanza, si uno hace el intento de comprenderla e integrarla.

Igualmente, cómo entiendo a Drexler cuando dice:

”Pero esta noche,
Hermana duda, hermana duda,

Dame un respiro”


“Pero esta noche,

Hermana duda, hermana duda,
Dame una tregua” .



miércoles, 18 de noviembre de 2009

El yo separado


Ver a Eckhart Tolle es como estar frente a un niño con barba que te dice cosas que hemos escuchado de los grandes maestros tradicionales, pero adaptadas a los tiempos que corren, de una manera simple y clara, y además como Mario Benedetti se parece a su gato.

Soy bastante excéptica con los autores de best sellers, pero con Eckhart Tolle tuve que admitir que ahí hay alguien que vale la pena leer, meditar, y compartir.


El yo separado:

“La mente busca alimento incesantemente, y no sólo para el pensamiento; está buscando alimento para su identidad, para su sentido del yo. Así es como el ego (el yo separado) viene a la existencia y se recrea continuamente a sí mismo.”


“Cuando cada pensamiento absorbe tu atención completamente significa que te identificas con la voz que suena en tu cabeza. Entonces los pensamientos quedan investidos de un sentido de yo. Esto es el ego, el “yo” creado por la mente. Este yo fabricado por la mente se siente incompleto y precario. Por eso el temor y el deseo son sus emociones predominantes y sus fuerzas motivadoras”.


“Los hábitos mentales favoritos del ego, los que le fortalecen, son la queja y la reactividad. Buena parte de la actividad emocional-mental de muchas personas consiste en quejarse y reaccionar contra esto o lo otro. Ello hace que los demás, o la situación, estén “equivocados”, mientras que tú “tienes razón”. Teniendo razón te sientes superior, y sintiéndote superior fortaleces tu sentido del yo. En realidad sólo estás fortaleciendo la ilusión del ego”.



“El ego siempre está buscando. Busca añadirse algo más de esto o de lo otro para completarse. Esto explica su preocupación compulsiva por el futuro.

Cuando te des cuenta de que estás viviendo “para el momento siguiente”, ya has salido del patrón mental del ego, con lo que surge la posibilidad de elegir prestar toda tu atención a este momento.

Prestando toda tu atención a este momento, una inteligencia mucho mayor que la inteligencia de la mente egótica entra en tu vida”.


“Cuando vives a través del ego, siempre reduces el momento presente a un medio para un fin. Vives para el futuro, y cuando consigues tus objetivos, no te satisfacen, o al menos no por mucho tiempo.

Cuando prestas más atención a lo que haces que al resultado futuro que quieres conseguir con ello, rompes el viejo condicionamiento del ego.

Entonces tu hacer no sólo es mucho más eficaz, sino infinitamente más alegre y satisfactorio.”

martes, 17 de noviembre de 2009

Un poco de humor, por favor y si es de Quino ...mejor



Qué bueno tener un blog y poder decir: Hoy pongo a Quino!.

Porque disfruto cada detalle.

Porque es fantástico por donde se lo mire.


Porque alimenta el alma.


Y porque sí nomás.

sábado, 14 de noviembre de 2009

A nuestro querido juglar


Eduardo Darnauchans compositor y cantante uruguayo dueño de una sensibilidad única y una forma de cantar que todos aquí reconocemos inmediatamente y extrañamos.
Vaya mi homenaje para él a dos años de su partida.


jueves, 12 de noviembre de 2009

Un maestro sufi en el supermercado.



Hace poco menos de veinte años que mi esposo y yo conocimos a Manuel Aguiar.
Un domingo vimos un extraño aviso en un diario local, invitaba a una reunión sobre sufismo, así comenzó nuestra relación con él.
Era el primer grupo que formaba en Uruguay luego de residir mucho tiempo en Francia. Allí se había formado en “el cuarto camino” de Gurdieff y pertenecía a la orden naqshvandí del sufismo.
Pintor de profesión y muy reconocido, fue discípulo del maestro Torres García.


Poco a poco fuimos adentrándonos en el camino, textos de su maestro, historias de Nasreddin, Rumi, un té que él mismo preparaba en cada reunión, y su presencia.
La presencia de alguien que sabía profundamente de lo que se trataba, eran pequeños gestos, pocas palabras, solo algunas indicaciones: “Volver al cuerpo, relajarse, mantenerse despiertos”.


No puedo decir que practiqué sufismo porque creo que se disgustaría, puedo decir que vislumbré lo que es el sufismo a su lado. Pocas personas me han transmitido lo que es un maestro y Manuel es una de ellas. En ningún momento se autoproclamó, decía que era un camino que necesitaba un guía, que solo no se podía.
Nos entregó las herramientas para comenzar a practicar, el zikr (nombre de Dios), las oraciones, el Lataif, la historia de Muskil Gusha, la danza, la cadena de maestros. De ahí en más cuando comenzaba realmente el trabajo, mis circunstancias personales, y la falta de madurez para equilibrar las cosas hicieron que abandonara.


Siento un profundo respeto por Manuel, por su compromiso, su seriedad con el camino que eligió y hace tantos años transmite, su amor por la tradición que no es fanatismo, su don de gente. Me tocó vivir el comienzo, en un grupo que luego se afianzó y al que siguieron otros.


A veces lo veo en la calle o en el “super”, y lo observo mientras no me ve, tiene 82 años, aunque no parece, conserva el aire típico de los artistas. Quién diría que es un “maestro”sufi, a simple vista es uno más en la cola para pagar la compra.

Pero sin embargo hay una atmósfera a su alrededor, algo que irradia y que solo es posible percibirlo, si, como él mismo nos decía: uno se toma un momento, se relaja, vuelve al cuerpo y se mantiene “despierto”.
Gracias Manuel.

domingo, 8 de noviembre de 2009

Tentempié


Tentempié.

hace un ratito que estas por venir, ya me estoy por ir
ya casi me quedo, me muero por oírte sonreír,
no te quiero ver, a veces me pierdo
peleamos todo el tiempo por mostrar,
quien se quiere mas, quien extraña menos


lo bueno de tenerte siempre ahí
es como sentir que te me estas yendo
nada mas puedo ser,
el vaivén entre pasión y sacrificio
suelo andar ya me ves,
jugando al tentempié en el precipicio


sos todo lo que yo siempre soné
ya me desperté y sigo dormida
todo el futuro depende de vos
sola estoy mejor, puedo con el día...



Ana Prada.
(Cantautora uruguaya).



sábado, 7 de noviembre de 2009

La espiritualidad de las mujeres




Ya se ha dejado atrás el tiempo en que el feminismo intentaba demostrar que las mujeres pueden hacer lo mismo que los hombres. Hoy los movimientos feministas se ocupan más de valorar, definir, y sacar a luz nuestras particulares aptitudes

Hubo un comentario del amigo Ferran del blog “Al otro lado del espejo” que inspiró esta entrada., nombró tres palabras: entrañable, delicado y hecho con amor.

La espiritualidad femenina para mí es eso, crear un clima donde las cosas se den, sin que siquiera te des cuenta, impregnar e impregnarse. Encontrar un camino, como dice Castaneda en palabras de “Don Juan” con corazón. El camino mismo va siendo la meta.


Pero veamos un poco las diferencias:

El filósofo y erudito Ken Wilber habla de su experiencia con Treya, su esposa: “Arriba el Cielo y abajo la Tierra. Cielo y Tierra. Entonces comencé a pensar en Treya, en los últimos años en que ella había vuelto a sus raíces terrenales, a su amor por la naturaleza, la creación, la feminidad, la sinceridad, la confianza y la atención. Yo por mi parte estoy donde me gusta estar, donde me siento en casa, en el Cielo que, según la mitología, no es el mundo del espíritu sino el mundo apolíneo de las ideas, la lógica, los conceptos y los símbolos. El Cielo es de la mente y la Tierra del cuerpo. Yo me dedico a tomar los sentimientos y relacionarlos con las ideas mientras que Treya, por su parte, se ocupa de recoger las ideas y conectarlas con los sentimientos. Yo voy de lo particular a lo universal y Treya de lo universal a lo concreto; a mí me gusta pensar y a ella le gusta crear; a mí la cultura y a ella la naturaleza; yo cierro la ventana para poder escuchar mejor a Bach, mientras que ella, por su parte, apaga a Bach para poder oír mejor el canto de los pájaros.

Pero en las grandes tradiciones, el Espíritu no se encuentra ni en el Cielo ni en la Tierra sino en el Corazón. Desde este punto de vista, el corazón ha sido considerado como el punto de integración o de unión entre los Cielos y la Tierra, el punto en el que la Tierra sustenta al Cielo y el Cielo enaltece a la Tierra. Ni los Cielos ni la Tierra por si mismos pueden capturar al Espíritu; sólo su justo equilibrio _que únicamente puede hallarse en el Corazón_ abre la puerta secreta que conduce más allá de la muerte, la mortalidad y el sufrimiento.


Y eso era lo que Treya había hecho conmigo, lo que cada uno de nosotros había hecho por el otro: señalar el camino que conduce al Corazón. Cuando Treya y yo nos abrazamos, el Cielo y la Tierra se funden, Bach y los pájaros se ponen a cantar a coro y la felicidad se despliega ante nosotros.”



Por su parte Treya cuya historia es una de las más impresionantes, por la valentía y sinceridad con las que afrontó su enfermedad y su muerte a edad tan temprana, reflexionaba al respecto:

“El nuestro es un trabajo habitualmente invisible que carece de título, jerarquía y estatus, pues ya sea en una familia, en una comunidad o en cualquier otro entorno más evidente, el nuestro es un trabajo sin forma, el trabajo de crear un estado de ánimo, una situación, un clima”.

“La espiritualidad femenina está menos orientada hacia la consecución de objetivos, es más envolvente, más abarcadora, más carente de forma y, por ello mismo, puede contribuir a modificar notablemente nuestra concepción de la Iluminación".

“La espiritualidad de las mujeres resulta difícil de ver, difícil de definir ¿cuáles son las etapas, los pasos y el entrenamiento a seguir?, ¿acaso tejer o hacer crochet es tan bueno para entrenar la atención y apaciguar la mente como la meditación?.”


Carol Gilligan descubrió que el razonamiento moral de las mujeres es muy distinto al de los hombres, mientras éstos basan sus decisiones en reglas, juicios y derechos, las mujeres tendemos a valorar los sentimientos, los vínculos y las relaciones. Prestamos atención a aspectos diferentes.

Un ejemplo típico de ella es el siguiente: un niño quiere jugar a los “piratas” pero su amiguita prefiere jugar a “las casitas”. Así que la niña más conciliadora y más atenta a las relaciones, puede decir: “Muy bien, tu puedes ser el pirata que vive en la casa de al lado”.

Otro ejemplo: cuando los niños juegan al fútbol y uno de ellos falla y se hecha a llorar, una niña puede decir: “Denle otra oportunidad”. Los niños, por su parte suelen responder: “No, las reglas son las reglas. Está eliminado” Según Gilligan los niños se saltan los sentimientos para salvar las reglas mientras que las niñas se saltan las reglas para preservar los sentimientos. Ambas facetas son muy diferentes pero resultan igualmente importantes en el mundo real".



Existen modelos espirituales netamente masculinos en mi opinión, como el budismo zen y existen modelos femeninos como lo es Findhorn, o la Wicca .

Quizás en este nuevo tiempo los límites tan definidos se difuminen y ya no se hagan tan evidentes sus diferencias. Hace tiempo, oí decir a una mujer en una comunidad de artes, que seguía un modelo similar a Findhorn. Y se invitaba a grupos muy dispares a mostrar sus actividades, que en definitiva, de lo único que se trataba era de seguir el camino del Amor.

Por mi parte siento que mi equilibrio se encuentra disfrutando de una espiritualidad relajada pero diligente, sin prisa pero sin pausa, sembrando y dedicándome a contemplar como crece la cosecha…