"No existe ninguna fórmula ni método secreto. Se aprende a base de amar: prestando atención, y haciendo lo que se descubre que hay que hacer"
Aldous Huxley

sábado, 11 de septiembre de 2010

Seraphine de Senlis, una artista visionaria


La historia de Seraphine de Senlis (1864-1942) es tristemente conmovedora. Tenía un don natural para la pintura, no había recibido educación alguna y menos artística, se ganaba la vida limpiando casas, era extremadamente pobre en una época sumamente difícil, principios del siglo veinte en Francia, más exactamente en un pueblo llamado Senlis.



Decía que era su ángel de la guarda quien la inspiraba y su querida Virgen María, tenía una excepcional sensibilidad y una conexión total con la naturaleza. Fabricaba sus propios pigmentos a partir de raíces, plantas y flores del lugar, secreto que guardó siempre celosamente.



Pero quizás esa extrema sensibilidad sumada a condiciones de vida tan adversas y a cierta predisposición al desequilibrio mental hicieron que Seraphine traspasara el delgado límite entre la cordura y la locura.




A pesar de ser descubierta por casualidad, o causalidad por el coleccionista de arte Wilhelm Udhe(descubridor del célebre aduanero Rousseau), lo que hizo posible que por un tiempo se pudiera dedicar exclusivamente a pintar, su vida no termina exactamente como un cuento de hadas sino con su reclusión en una institucion para enfermos mentales en Clermont bajo la ocupación nazi en Francia, donde falleció a los 78 años.



Solo algunos años después de su muerte Wilhem Udhe consigue exponer su obra en Paris y Seraphine como tantos otros artistas geniales es reconocida como se lo merecía en vida. La intensidad y belleza exuberante de sus pinturas de estilo naif expresan su mundo interior rico y fascinante.

Su historia es relatada en una excelente película francesa estrenada, al menos aquí en Uruguay, recientemente, ganadora de numerosos premios Cesars.



Al verla pensás lo que podría haber sido su vida en otras condiciones, su gran talento y su capacidad de conectar con mundos sutiles a través de su devoción religiosa; pero fue lo que le toco vivir, la soledad, la incomprensión, y luego la enfermedad.


Quizás, la pequeña gran Seraphine, logró finalmente la paz del alma que buscaba obsesivamente a través de sus pinturas, y está sentada, como tanto le gustaba, a la sombra de un árbol, entre las flores, contemplando extasiada, algún cielo desconocido junto a sus ángeles.





10 comentarios:

  1. Gracias por darme a Conocer a Seraphine. ;)

    ResponderEliminar
  2. hermoso blog! quien dice que la causalidad no es cierta, habla con palabra incorrecta ...
    Felicidades! .. reivindicando a aquellos que no son famosos .. y que queden ahi .. en el casi anonimato ... solo para unos cuantos! Al igual que los colores de esta pintora ... pues la que mas se merece todo es la Madre Natura, de ella viene todo y va todo ... besos ...

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigos, me emociona sinceramente la historia de Seraphine. Y recomiendo la película realizada con sensibilidad y cuidado hacia una artista maravillosa con una vida tan difícil.
    Besos.
    Mónica.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo bien el mundo interior de Seraphine...locura o cordura... sus límites son tan frágiles como el paso de noche al alba...cuando el ojo aprende a ver el mundo intimo...tan particular que rebosa de color...luz...quizás entra en absorta mudez al ver el invierno convertirse en primavera...el sol es un espejo que no hiere... nuestro aliento es el viento que sopla... se impone la necesidad de expresarlo...reconstruirlo...con susurros o gritos...o como este caso bajo el mandato del pincel que se desliza estremeciendo el lienzo ...cuando el percibe que mas que colores... lo tiñen los sentimientos...y suspira ansioso que la humedad de los colores lo pueblen completamente... tratare de verla ...mi amor para ustedes

    ResponderEliminar
  5. Gracias por darme a conoscer Seraphine.
    Un beso maria

    ResponderEliminar
  6. No conocía a esta artista... gracias por sacarla a la luz.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por dar a conocer Seraphine, bella y triste historia, pero al fin reconocida y recordada siempre como se merece
    abrazos

    ResponderEliminar
  8. Gracias por presentarme esta historia de vida, de poesía, de arte.
    Hoy estoy, como decir...emotiva, sumamente emotiva, me he sentido profundamente conmovida con el final de video y esa mujer sentada bajo el árbol, un refugio, un mundo propio, un lugar.

    Precioso!
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hermosa y conmovedora historia la de la vida de Seraphine.
    No la conocía y me ha emocionado.
    Gracias por compartirla Mónica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Desde el cineclub feminista cinematria va un afectuoso saludo, este mes presentaremos seraphine en el ciclo de las olvidadas. Gracias por la reseña, es hermosa y conmovedora. La compartimos en nuestro blog: http://cinematria.blogspot.com/

    ResponderEliminar