"No existe ninguna fórmula ni método secreto. Se aprende a base de amar: prestando atención, y haciendo lo que se descubre que hay que hacer"
Aldous Huxley

miércoles, 7 de octubre de 2009

Amor incondicional, cuentos y risa


Le tomé cariño a esa pequeñita y valiente mujer después de leer su libro “Hija de la fortuna” que me fascinó y creo que esperé con demasiadas expectativas el siguiente libro que al tiempo llegó a mis manos “Plan Infinito” y me decepcionó bastante.

Pero lo que me interesa compartir es un breve tramo de la entrevista que le hace Ima Sanchís y algunos dichos de ella.

Me impactó, el poder liberador de una escucha compasiva y atenta.

El psicólogo era budista como menciona ella, y si hay algo que caracteriza la enseñanza de Buda es mostrarnos directamente las cosas tal cual son.


“_A mí me ocurrió algo revelador cuando murió Jennifer. Ya había muerto Paula, fue una época de terrible depresión, sentía que la vida no tenía ningún sentido. Se murió Jennifer y no pude ver el dolor de Willy porque estaba encerrada en el mío. Empezamos a hablar de divorcio, pero Willy me convenció de que hiciéramos una terapia.

Fuimos a un psicólogo, un budista, nos sentamos frente a él y mientras nosotros hablábamos él tenía los ojos cerrados.

Cuando terminamos se produjo un gran silencio y dijo:

“_Qué tristeza tan grande”.

Willy y yo nos echamos a llorar porque ni él ni yo habíamos nombrado nunca la palabra tristeza. Habíamos intelectualizado nuestro dolor. Al llorar juntos se disolvió el obstáculo que nos separaba”.




En otra entrevista cuando se la pregunta como le gustaría ser recordada, no se refiere a su impresionante repercusión como escritora sino que contesta:

_Me gustaría ser recordada por mis nietos como una abuela que les dio amor incondicional, cuentos y risa.

Cuando se la pregunta sobre cuál es el propósito de su escritura responde:_Yo pienso que escribo para que la gente se quiera más. Como una celebración de la vida.

Quizás algunos intelectuales digan que no es un propósito muy trascendente y profundo para un escritor pero en un mundo donde “quererse más” es tan poco valorado me parece de lo más benéfico que pueda entregar.


Y por último una anécdota curiosa acerca de su tamaño (1.50 m.):

De niña era tan pequeña que su madre, preocupada porque no creciera lo suficiente, la llevó a un gimnasio en el que la ataban de las manos y le estiraban de los pies para intentar alargar su cuerpo.

Absurdo, no?.

4 comentarios:

  1. Los libros de Isabel Allende son fundamentalemnte magicos en cuanto a su narrativa y seductores de principio a fin.....

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu visita, tanemos varias cosas en común entre ellas los dos de piscis y serpiente en el horóscopo chino. Quizás tu puedas recomendarme algun otro libro especial de I. Allende así puedo seguir descubriéndola.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por esta entreda mágica, los hijos simpre enseñan a sus padres.En cuanto al libro,hay uno que amí particularmente me gustó "Hija de la fortuna" lo recomiendo.

    ResponderEliminar
  4. Que lindo! El amor es lo mas importante!

    ResponderEliminar